Nuevo SUPRA RC-15 Suplemento Vitamínico-mineral 30 PREMIOS Ver más grande

SUPRA RC-15 Suplemento Vitamínico-mineral 30 PREMIOS

Nuevo

SUPRA® RC-15
  • Suplemento Vitamínico-mineral

  • Para el Manejo de Estados Anémicos, Inapetencia, Recuperación y Convalecencia en Perros.

  • Formulado en Chews de Alta Palatabilidad.

Más detalles

24,95 €

Añadir a mi wishlist

Más

SUPRA® RC-5
  • Suplemento Vitamínico-mineral para el Manejo de Estados Anémicos, Inapetencia, Recuperación y Convalecencia en Perros y Gatos
  • Formulado en Chews de Alta Palatabilidad.
• Indicado en estados anémicos, convalecientes, postoperatorios, etc.
• Fórmula completa y equilibrada de 11 nutrientes.
• Rico en hierro, cobre, vitaminas B2, B6, B9, B12 y K3, esenciales para la síntesis de eritrocitos y hemoglobina.
• Con vitamina C, para una mejor absorción del hierro.
• Contiene niveles moderados de fósforo – adecuado en animales con Enfermedad Renal.
• Apoyo nutricional en hembras gestantes y lactes, cachorros, geriátricos, etc.
• Chews de alta palatabilidad – Facilitan la toma diaria.
• Perros y Gatos.
• SUPRA® RC-5: 30 chews (30 días para un perro o gato de 5 kg).
• SUPRA® RC-15: 30 chews (30 días para un perro de 15 kg).
La anemia se define como un descenso del hematocrito, del recuento de glóbulos rojos o de la hemoglobina por debajo del rango de referencia. Su principal consecuencia es la disminución en la capacidad del transporte de oxígeno a los tejidos. Las anemias se pueden clasificar como regenerativas (implica una producción normal de eritrocitos en la médula ósea) o no regenerativas (consecuencia de una producción deficiente en la médula ósea). El recuento total de reticulocitos se utiliza para determinar el grado de respuesta regenerativa. Algunos estudios sugieren que la frecuencia de anemias en el total puede ser del 3,6% en gatos, siendo más de la mitad anemias no regenerativas. Las anemias no regenerativas pueden tener diferentes etiologías: pérdida crónica de sangre, anemia de la enfermedad inflamatoria, enfermedad renal, causas infecciosas como la leucemia felina, aplasia medular… Entre ellas, podemos encontrar también la deficiencia de hierro y los déficits nutricionales. 
La anemia por deficiencia de hierro puede deberse a una pérdida crónica de sangre, una ingesta inadecuada del mineral o a una insuficiente absorción del mismo. En pequeños animales, la principal causa es la pérdida crónica de sangre, siendo el tracto gastrointestinal la fuente principal de estas pérdidas. El sangrado de neoplasias como los leiomiomas, leiomiosarcomas o carcinomas, el uso de medicamentos ulcerogénicos o la enfermedad inflamatoria intestinal son causas potenciales de pérdida crónica de sangre. Por otra parte, tanto los parásitos gastrointestinales como los ectoparásitos pueden provocar pérdidas sustanciales de sangre, especialmente en cachorros.
Los animales jóvenes en crecimiento pueden tener un déficit de hierro si la dieta no aporta la cantidad de este mineral necesaria para el desarrollo. Además, los cachorros y gatitos lactantes son más susceptibles, debido al bajo contenido en hierro de la leche. Por otro lado, las patologías que cursan con malabsorción intestinal también pueden provocar una deficiencia de hierro en perros. También se ha descrito la anemia por déficit de hierro en animales utilizados con frecuencia como donantes de sangre.
La suplementación oral con hierro es considerada como la ruta más segura y más asequible en estos casos. 
Las anemias por déficits nutricionales son poco frecuentes en veterinaria, debido a la mejora en la calidad de las dietas caninas y felinas. No obstante, puede observarse en algunos casos en los que se administren dietas caseras inadecuadas, en animales con problemas gastrointestinales que afecten a la absorción o en cachorros lactantes. 
Ingredientes activos (por chew):
                                              SUPRA® RC-5         SUPRA® RC-15
  • Hierro                                     20-mg                     60 mg
  • Cobre                                       1-mg                       3 mg
  • Vitamina B1 (Tiamina)               2-mg                       6 mg
  • Vitamina B2 (Riboflavina)           1-mg                       3 mg
  • Vitamina B3 (Niacina)               10-mg                     30 mg
  • Vitamina B6 (Piridoxina)             1-mg                       3 mg
  • Vitamina B9 (Ácido Fólico)          50-μg                   150 μg
  • Vitamina B12 (Cianocobalamina) 25 μg                     75 μg
  • Vitamina C (Ácido Ascórbico)      10 mg                     30 mg
  • Vitamina E                             11,25 UI                    33,75 UI
  • Vitamina K3 (Menadiona)         0,25 mg                     0,75 mg

Composición (en orden decreciente):

Melaza de caña de azúcar, melaza de remolacha de azúcar, glicerina, aceite de soja, harina de hígado porcino, fibra de soja, almidón de maíz, sacarosa, fosfato dicálcico, estearato de magnesio, grasa vegetal de soja, aceite de pescado, sal, mezcla de tocoferoles, extracto de romero.
Aditivos (por kg): Vitaminas, provitaminas y sustancias químicamente definidas de efecto análogo: 3a700 Vit E 4500 UI; 3a821 Vit B1 800 mg; Vit B2 400 mg; 3a314 Niacina 4000 mg; 3a831 Vit B6 400 mg; 3a316 Ácido Fólico 20 mg; Vit B12 10 mg; 3a300 Vit C 4000 mg; 3a710 Vit K3 100 mg. Oligoelementos: E1 Fe (Fumarato Ferroso) 8000 mg; E4 Cu (Sulfato de Cobre Pentahidratado) 400 mg.
Componentes analíticos: Proteína bruta 8,8%; aceites y grasas brutas 14,3%; fibra bruta 6,45%; ceniza bruta 7%; sodio 0,27%; calcio 0,74%; fósforo 0,5%.
Propiedades y Mecanismo de Acción:
El hierro es un elemento esencial para casi todos los animales vivos: participa en multitud de procesos bioquímicos, como la formación de neurotransmisores y mielina, la formación del colágeno, la función del sistema inmunitario, la síntesis de DNA y RNA y muchos sistemas enzimáticos. No obstante, la mayor parte del hierro se utiliza en la formación de hemoglobina. Los animales sanos obtienen el hierro de forma exclusiva a través de la dieta. 
Es importante que la terapia por déficit de hierro se continúe hasta que el hematocrito vuelva a ser normal (a las 4 semanas del inicio del tratamiento aproximadamente). El hematocrito aumenta antes de que las reservas corporales de hierro se hayan recuperado, por lo que si se detiene la terapia antes de tiempo (mínimo 4 semanas, pero puede ser necesaria una suplementación de varios meses dependiendo de la gravedad de la anemia), el animal corre el riesgo de volver a padecer anemia de nuevo. Por otro lado, los tratamientos con eritropoyetina pueden provocar una eritropoyesis rápida que agote las reservas corporales de hierro, por lo que puede ser recomendable la administración de suplementos de hierro antes y durante este tipo de tratamientos. 
El cobre, las vitaminas del grupo B y la vitamina K realizan distintos papeles, todos ellos esenciales, en la correcta formación de la hemoglobina, los eritrocitos y el óptimo funcionamiento de los mecanismos fisiológicos de la coagulación. Se han descrito anemias asociadas a la deficiencia de cobre y vitaminas B6, B9 y B12. Por otro lado, la deficiencia de vitamina K puede causar graves problemas hemostáticos.
La vitamina B1 o tiamina es un componente esencial de la dieta de los pequeños animales. Al no ser almacenada en el organismo, el aumento de la actividad, el estrés, la enfermedad o el aumento del metabolismo pueden agotar sus niveles sistémicos. Su deficiencia causa confusión mental, debilidad muscular, espasmos, nerviosismo y pérdida de apetito, por este motivo es importante asegurar su aporte durante períodos de estrés
La vitamina B6 o piridoxina interviene en diferentes procesos, como la síntesis de determinados neurotransmisores y la síntesis de hemoglobina. 
La vitamina B12 o cobalamina es una vitamina hidrosoluble que se los perros y gatos obtienen a través de su absorción intestinal. Es un micronutriente esencial como cofactor para el funcionamiento de muchas enzimas, y tiene un papel importante en la síntesis de proteínas y de los eritrocitos. La deficiencia de cobalamina puede conducir a una deficiencia funcional de folato. Además, los déficits de vitamina B12 y ácido fólico pueden provocar anemia. Aunque estos déficits no suelen observarse de forma espontánea en pequeños animales, sí podemos verlos asociados a quimioterapia, fármacos anticonvulsivantes o el virus de la leucemia felina 
El cobre desempeña dos grandes funciones: puede ser un componente estructural de grandes macromoléculas y, por otro lado, es un importante cofactor para muchas oxidasas y reductasas esenciales. Forma parte de diversas metaloproteinas, entre las que se pueden destacar la superoxid dismutasa o la citocrom-c oxidasa. La anemia es probablemente el signo más frecuente observado en la deficiencia crónica de cobre. Este déficit conlleva una menor absorción, movilización y utilización de hierro, pudiendo provocar un déficit funcional de este mineral.
La vitamina C o ácido ascórbico es una vitamina hidrosoluble. Es uno de los más potentes antioxidantes que existen, es clave para la formación de colágeno y glicosaminoglicanos, y potencia la respuesta inmune. Como antioxidante la vitamina C interviene en un gran número de reacciones de oxidorreducción, favoreciendo la eliminación de los radicales libres producidos por el organismo, así como los exógenos. 
Se ha observado que la vitamina C incrementa la absorción de hierro. La forma predominante de hierro en las dietas es el hierro férrico (Fe+++), que es menos biodisponible que el ferroso (Fe++). Una de las principales características del ácido ascórbico es su capacidad de reducir el hierro férrico al ferroso, incrementando su solubilidad. Además, algunos estudios sugieren que para que el ácido ascórbico incremente la absorción del hierro, deben ser consumidos de forma simultánea, ya que este efecto no se produce si el ácido ascórbico es administrado varias horas después que el hierro. 
Por otro lado, cada vez hay más evidencias de que, a parte de la ya conocida capacidad del ácido ascórbico para incrementar la absorción de hierro en el intestino, puede regular también su metabolismo. 
La vitamina E es una vitamina liposoluble y el antioxidante más importante en las membranas celulares. Entre sus muchas funciones, inhibe la peroxidación de lípidos, de modo que su déficit incrementa la susceptibilidad de los eritrocitos a la hemólisis perioxidativa. Además, una deficiencia en vitamina E puede producir anormalidades en el sistema inmune.
Indicaciones:
• Apoyo nutricional en animales con anemias por déficit de hierro o nutricionales.
• Procesos de convalecencia, estados de inapetencia y recuperación.
• Déficits nutricionales.
• Animales donantes de sangre.
• Apoyo nutricional en hembras gestantes y lactantes.
• Mejora del rendimiento y retraso de la aparición de la fatiga en animales de deporte o trabajo.
Especies de destino: Perros y gatos. 
Modo de Empleo: • SUPRA® RC-5: 1 chew por cada 5 kg de peso, una vez al día o dividido en dos tomas (mañana y noche). • SUPRA® RC-15: 1 chew por cada 15 kg de peso, una vez al día o dividido en dos tomas (mañana y noche).
Advertencias: VetNova es pionera en el desarrollo de la tecnología Chews para facilitar la administración de suplementos a perro y gatos. A diferencia de comprimidos, cápsulas, etc, que se administran de forma “forzada” en la boca para asegurar la toma del producto, los Chews deben administrarse de forma libre en el comedero y dejar que la mascota los tome de forma voluntaria. Algunos perros o gatos tímidos pueden necesitar un tiempo prolongado para aceptarlos plenamente, pero una vez lo hacen la toma diaria es más fácil y satisfactoria. Para facilitar la aceptación inicial se pueden usar las siguientes estrategias durante la primera semana: 1) Reducir la dosis e incrementarla progresivamente, 2) Repartir la dosis diaria en dos tomas (mañana y noche), 3) Machacar el Chew y mezclarlo con paté o cualquier comida atractiva para la mascota, etc. 
Presentación:
  • SUPRA® RC-5: 30 chews (30 días para un perro o gato de 5 kg).
  • SUPRA® RC-15: 30 chews (30 días para un perro de 15 kg).